marzo 2010


Muchas, y muchos, aún no saben su nombre; es CUNNILINGUS, pero coloquialmente se le conoce como CUNILINGÜE… y en el diccionario aparece con esta definición: Práctica de sexo oral donde se chupa, frota, lame o mordisquea con la boca, con la lengua y con los labios los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris.
El otro día un amigo me dijo que escribiera sobre ello y que dejara claro que A LOS HOMBRES LES GUSTA MUCHO HACERLO.
Si eres de esas mujeres que dicen: “no me gusta” o “no me llama la atención”, creo que es porque lo has probado poco o tu amante no te lo ha sabido hacer bien, lo cual me lleva a lo siguiente.
Leyendo artículos, blogs, comentarios, etc. sobre el tema encontré uno curioso y es “COMO RECONOCER A LOS BUENOS DEGUSTADORES”. Según este artículo se les puede reconocer por la forma de besar. Los buenos cunilingüista besan con besos largos y profundos. Si el chico besa con pequeños piquitos o enseguida dan el beso de tornillo… chicas, AHÍ hay un problema.
Lo que más me llamó la atención fue que los hábitos alimenticios de los chicos tienen mucho que ver para llegar a ser un buen degustador. Por ejemplo, si un chico tiene muchas manías alimentarias difícilmente será bueno para el sexo oral y por ello tampoco en el sexo en general. Un inapetente o alguien a quien no le guste la comida, tampoco será un buen amante. Según este artículo, los mejores son los hombres atentos.
Si tu chico o tu amante, o el que pretendes que lo sea, es observador, tiene atenciones contigo y es detallista… y además le encanta comer… ESE TE DARA PLACER ALLÍ DONDE LO PIDAS, ASÍ PUES… APROVECHA.
CONSEJO: Si estás buscando un hombre para estos menesteres te recomendamos lo busques en “El Rincón del Gourmet”.

Anuncios

Sí señoras y señores, han leído bien, el vibrador cumple 130 años.
En 1880 el Dr. J. M. Granville patentó el primer vibrador electromagnético, al estar ya cansado de masturbar manualmente a sus pacientes femeninas. Y es que a finales del siglo XIX el masaje del clítoris era considerado como el único tratamiento contra la histeria de la mujer, así pues cientos de mujeres acudían a sus médicos para que les indujera a lo que se llamaba “paroxismo histérico”, para que nos entendamos todos… A UN ORGÁSMO.
Esta histeria viene de lejos, es lo que los griegos bautizaron con el nombre de “útero ardiente”, pero en las últimas décadas del XIX se convirtió en una plaga (y no me extraña). Si la mujer tenía ansiedad, estaba nerviosa, irritable o cualquier otro síntoma parecido, era tratada inmediatamente con un masaje relajante. La plaga fue tal que los médicos terminaban agotados y empezaron a inventar aparatos que les ahorraran el trabajo.
Y nació el vibrador. Había gran variedad de vibradores, los que funcionaban con corriente eléctrica, con gas, con vapor, algunos tenían pedales (no me quiero imaginar al pobre, seguramente ayudante, que le daba más y más y maaaasss…aayyy… a la paciente). Había hasta publicidad, algunos eslóganes eran “La vibración proporciona vida y vigor, fuerza y belleza” ó “El secreto de la juventud se ha descubierto en la vibración”. Pero claro, eran aparatos solo y exclusivos para la práctica médica.
Pero ¿qué pasó? ¿Cuándo terminó todo? Pues cuando los maridos de esas señoras histéricas se dieron cuenta de que sus mujeres no estaban enfermas, sino cachondas. ¿Cómo se dieron cuenta? Pues en la década de los 20, cuando se empezaron hacer las primeras películas pornográficas y en ellas se veían como las mujeres disfrutaban de lo lindo con estos aparatitos, ¡Ay, que daño ha hecho el cine a la mujer del siglo XX!

En los últimos 15 años parece que las mujeres nos hemos liberado a nivel sexual, hablamos con nuestras amigas de nuestras relaciones sexuales, vamos a reuniones de juguetería y cosmética erótica y entramos en tiendas con la misma mercancía.
Pero, ¿de verdad nos hemos liberado tanto? Sé que hay mujeres que NUNCA se han masturbado, no mujeres de edad madura, NO, jóvenes también. Sé que hay mujeres que desde que tienen pareja ya sea de dos meses como de dos décadas, no han vuelto a masturbarse; “Para qué, si yo ya tengo pareja”… “pero ¿si tu pareja no está y a ti te apetece? ¿Si a tu pareja le gusta verte masturbarte o tu quieres que él te vea?”… ante estas preguntas las mujeres “liberales en cuestiones de sexo” vuelven a ser las mujeres conservadoras de hace 30 años, con la única diferencia que son capaces de utilizar la palabra masturbación sin ningún pudor. De verdad señoras, en el juego sexual la masturbación es una de las grandes, no hay que dejarla en el cajón.
Masturbarse es muy bueno para la mujer (y en los hombres en su caso). A través de la masturbación las mujeres tenemos la posibilidad de descubrir nuestro cuerpo y lo que de verdad nos gusta. Aprendiendo a conocernos y a estimularnos a nosotras mismas, no solo alcanzamos más placer sino que podemos, y debemos, enseñar a nuestro amante para que nos conozca y estimule muchísimo mejor.
Lo ideal es empezar con una misma, con la propia mano o dedos, y cuando la cosa se anima y se coge experiencia y conocimiento hay juguetes que permiten seguir explorando tu “jardín secreto”.
ANÍMATE, una vez has descubierto lo que tu cuerpo te puede dar, disfrutarás más de todo lo que te llegue.

Aquí estamos desde Los Diamantes de Victoria dándote la bienvenida… seguramente seas mujer, y esperamos que descubras una guía de placer. Pero esperamos de todo corazón que tú seas hombre y nos sigas, nos conozcas y nos quieras como muchas otras amigas y ya unos cuantos amigos. Sí, porque queremos que veáis y sepáis, que en Los Diamantes de Victoria no es solo exclusivo de mujeres, no, los hombres disfrutaréis tanto como nosotras.

Nuestros juguetes y nuestra cosmética están ideados para la pareja moderna e innovadora. Por supuesto tenemos juguetitos y “cositas” para los singles. Y en estas líneas queremos que disfrutéis y conozcáis todo lo relacionado con el placer, el amor y el sexo, tanto en pareja como en solitario.

Chicas, aquí descubriréis sensaciones nuevas, os veréis identificadas y aprenderéis o reforzareis lo que ya sabéis para poder disfrutar, sorprender y enamorar a vuestra pareja.

Chicos, aquí conoceréis los secretos, los detalles y llegareis a abrir “la caja de Pandora”… ateneos a las consecuencias.
Así pues, si eres mujer, eres hombre, hetero o gay… os invitamos a que nos conozcáis y disfrutéis de los placeres más íntimos… Bienvenidos.so