En los últimos 15 años parece que las mujeres nos hemos liberado a nivel sexual, hablamos con nuestras amigas de nuestras relaciones sexuales, vamos a reuniones de juguetería y cosmética erótica y entramos en tiendas con la misma mercancía.
Pero, ¿de verdad nos hemos liberado tanto? Sé que hay mujeres que NUNCA se han masturbado, no mujeres de edad madura, NO, jóvenes también. Sé que hay mujeres que desde que tienen pareja ya sea de dos meses como de dos décadas, no han vuelto a masturbarse; “Para qué, si yo ya tengo pareja”… “pero ¿si tu pareja no está y a ti te apetece? ¿Si a tu pareja le gusta verte masturbarte o tu quieres que él te vea?”… ante estas preguntas las mujeres “liberales en cuestiones de sexo” vuelven a ser las mujeres conservadoras de hace 30 años, con la única diferencia que son capaces de utilizar la palabra masturbación sin ningún pudor. De verdad señoras, en el juego sexual la masturbación es una de las grandes, no hay que dejarla en el cajón.
Masturbarse es muy bueno para la mujer (y en los hombres en su caso). A través de la masturbación las mujeres tenemos la posibilidad de descubrir nuestro cuerpo y lo que de verdad nos gusta. Aprendiendo a conocernos y a estimularnos a nosotras mismas, no solo alcanzamos más placer sino que podemos, y debemos, enseñar a nuestro amante para que nos conozca y estimule muchísimo mejor.
Lo ideal es empezar con una misma, con la propia mano o dedos, y cuando la cosa se anima y se coge experiencia y conocimiento hay juguetes que permiten seguir explorando tu “jardín secreto”.
ANÍMATE, una vez has descubierto lo que tu cuerpo te puede dar, disfrutarás más de todo lo que te llegue.

Anuncios