Según los estudios los hombres también sois multiorgásmicos ¡ALA, QUE SORPRESA PARA QUIEN NO LO SEPA!

Muchos hombres son multiorgásmicos antes de entrar en la adolescencia y empezar a eyacular. Más de la mitad de los preadolescentes pueden tener más de un orgasmo. Pero los orgasmos múltiples no están limitados a los preadolescentes. La gran mayoría de los hombres pierden la capacidad de ser multiorgásmico porque para ellos la experiencia de la eyaculación es tan intensa que eclipsa la del orgasmo, haciendo que no puedan distinguirse.

¿Qué es un hombre multiorgásmico? Es simplemente un hombre capaz de tener varios orgasmos sin sufrir el cansancio y el no deseo que ocurre después de la eyaculación. Un hombres así, chicas, puede tener sexo continuamente entre un orgasmo y otro sin cansarse.

La historia de los hombres multiorgásmicos es difícil de creer, lo sé, pero los orgasmos múltiples masculinos son algo perfectamente normal y son utilizados en muchas doctrinas orientales, como en el Tantra o el Tao.

Chicas, nosotras tenemos el deber de ayudar a nuestro hombre a conseguir esos maravillosos orgasmos. Hay unas maniobras para poder estimularlo…despacio…muy despacio (ya os los pondré un poquito más adelante, para que estemos bien preparadas)

Otro tema, que también trataremos más adelante, es el orgasmo que el hombre siente con el sexo anal. Si chicos, no os asustéis ni seáis más machitos que nadie, que vuestra masculinidad no desaparece, al contrario, si os quitáis de prejuicios sociales os daréis cuenta que estáis perdiendo una parte fantástica del juego sexual; pero como ya os he dicho ese es otro post.

La sexualidad masculina y femenina son casi idénticas. La media de orgasmos en los hombres multiórgásmicos, según los estudios científicos, es de cuatro. Aunque llegar a dos ya está bastante bien, incluso se dice que se puede llegar a 16 ¿realidad o leyenda urbana?

Es importante decir que la magia sexual no se basa en llevar la cuenta de cuantos orgasmos tengamos en una sola sesión, sino más bien en tener una sexualidad sana. Cada experiencia y cada persona es diferente, por lo que el número exacto dependerá en cada situación.

Lo importante, disfrutar y disfrutar solos o con nuestra pareja y no dejar de “innovar” en este mundo.

Os dejo un chiste que me contaron el otro día y me hizo gracia: A mi el sexo me gusta como el café. Bien caliente, bien fuerte… y sobre la mesa de la cocina.

Anuncios