En estos meses de documentación y búsqueda en Internet sobre el sexo, hay algo que he descubierto; Los relatos eróticos. Los conocía, por supuesto, pero a nivel profesional, estos relatos eróticos son de gente de la calle, gente como nosotr@s que escriben sus experiencias o fantasías.

Hay numerosas páginas Web con relatos realmente interesantes, muy sensuales o y eróticos; otros son más “chabacanos”, groseros y hasta molesto (yo, que soy muy fina) y lo que más me ha sorprendido la cantidad de relatos eróticos, la mayoría fantasías, pero otros reales, sobre la endogamia (sexo con herman@s, ti@s y padres). En este aspecto no voy a dar mi opinión, porque se me tacharía de persona cerrada (herméticamente).

Hay títulos para todo:
“Esclava de mis compañeros de clase”
“Mi amigo me hace gozar”
“Señor caliente para mujer ardiente”
“Mi hermano Victor” o “Mi hermana María”
“De hetero a putita”
“Una Nochebuena”
… etc…

Leyendo estos (algunos, la verdad, hay tantos…) te das cuenta que gracias a que la gente lee relatos de otras personas, que no son escritores, pero que quieren contar sus historias o fantasías, también se animan y allí van. Y hay una barbaridad de páginas… Lo dicho, algunos relatos están muy bien (de hecho es una forma fácil de entonarse, jeje) algunos, sobre todo por la gramática, rayan el cerebro, pero bueno. Como he dicho son de gente común y no profesionales de la palabra.

Os animo a echar un vistazo por aquí, Internet, y descubriréis un mundo nuevo que os puede llegar a excitar y, ¿por qué no?, hacer que escribáis vuestras propias historias.

Anuncios