… derecho a roce; así es como se le llamaba antes, ahora son sencillamente “Follamigos”, más fácil y directo no puede ser.

¿Quién no ha tenido un amig@ de estos? Tod@s en mayor o menor medida ha tenido o a sido este tipo de amig@. Y cuando la cosa se acepta por ambas partes, no hay problema.

Este término aún confunde a muchas personas, primero porque puede que no lo tengan claro; y si ese chico al que llamas y acude, o esa tía que te dice que sí se acuesta contigo, no es que estén coladito o enamoradísima de ti, es SOLO que quieren echar un polvo, un polvo sin compromiso. Si esto no lo tienes claro… déjalo, porque puede hacerte daño. ES SOLO SEXO, y si el sexo es bueno, ¿que mejor que hacerlo con un amig@?

El romanticismo y el amor está genial, pero si no hay nada de eso en una relación pero si química sexual, ¿conoces mejor forma de pasar el rato mientras esperamos a nuestras almas gemelas o por lo menos al o la que se le parezca?

Pues eso, que si decides ser o tener un follamig@ tienen que dejarse las cosas claras. Por ejemplo:

Hay contratos en Internet, como el contrato nº 654 en el que se firma que “Sólo será un polvo, nada más”, “Prohibido pensar en bodas y demás tonterías”, “Al día siguiente tan amig@s como siempre” y “Prohibido presumir sobre este rollo”, entre otros puntos.

También hay decálogos: Como por ejemplo, hacer caso a tu intuición. Nada de novios, exparejas o amores platónicos de amigos. No precipitarse. Nada de dependencias sentimentales. Hablar claro para que no haya mal entendidos. Ser discret@. No idealizar al otr@. Tomarse pausas para no crear una conexión no deseada. Y los problemas a otros amig@s, este o esta es amante.

Tanto los hombres y mujeres estamos aprendiendo a disfrutar de nuestra sexualidad sin prejuicios, sin miedos y sin expectativas, sólo por el placer.

¿Recordáis ese spot de la Bola de Cristal? … “Solo NO puedes, con amigos SI”.

Anuncios