Reuniones tuppersex


En algún momento de nuestra vida adulta y amorosa hemos empezado una relación nueva. Esas mariposas en el estómago, el sentirse guap@, desead@. ¿Y cuando llevas muchísimos años, 5, 10 o 20, con una sola pareja y de repente tienes que volver a empezar? Mi pregunta es: ¿Hay pereza o ganas?

Cuando has pasado una gran parte de tu vida sentimental y sexual con una persona, y ya os conocéis bien, muy requetebien, se puede hacer cuesta arriba, una vez que se ha terminado dicha relación, volver a empezar, volver a entrar en el “mercado”. Después de una ruptura de una relación larga, puedes pasar o no por un periodo de “luto”, pero una vez que ya estás dispuest@ a seguir con tu vida hay que volver con ganas y fuerza a la vida amorosa.

Y en el sexo… ¿Pereza o ganas? Estoy convencida que después de un tiempo quien tenga pereza, será sustituida sin problemas por las ganas. Pero ¿te inquieta meterte en una nueva cama? ¿Estas preparad@ para disfrutar del sexo con alguien al que apenas conoces?

Una cosa está clara, hay que superar todos esos miedos a lo desconocido. Primero, con el primer beso, el primer beso es extraño, como si no supieras besar, como si no se encajara, enseguida se coge el “tranquillo”, ¿Verdad? El sexo, igual. Es verdad que tener sexo con una nueva pareja es inquietante y asaltan dudas ¿Lo haré bien? ¿Lo hará bien? ¿Esto le gusta, no le gusta? ¿Me gusta a mí?… Conocer a un nuev@ amante es un mundo por descubrir y conquistar. Cada cual tiene su estilo para amar, su forma de besar, de abrazar, de hacer el amor, de gemir, de gritar…

¿Consejos para esta nueva etapa? Aquí os dejo alguno:

1. Decir lo que te gusta o no desde el principio.

2. Abandonarse al placer y evitar preguntarse demasiado. A menos claro que veas algo o sientas algo que no va bien.

3. Tratar con respeto y amabilidad (aunque sea un amante de una noche)

4. Evitar probar demasiadas posturas de fantasía la primera vez. No hay que querer impresionar sobremanera aunque seas un o una gran amante.

5. Y no gastemos todos nuestros secretos en una sola noche.

La ilusión de esta nueva etapa de tu vida, esas miradas, esas caricias, esos besos… Recordad esta frase siempre (y para el sexo más): LA PRÁCTICA SIEMPRE LLEVA A LA PERFECCIÓN.

Anuncios


… derecho a roce; así es como se le llamaba antes, ahora son sencillamente “Follamigos”, más fácil y directo no puede ser.

¿Quién no ha tenido un amig@ de estos? Tod@s en mayor o menor medida ha tenido o a sido este tipo de amig@. Y cuando la cosa se acepta por ambas partes, no hay problema.

Este término aún confunde a muchas personas, primero porque puede que no lo tengan claro; y si ese chico al que llamas y acude, o esa tía que te dice que sí se acuesta contigo, no es que estén coladito o enamoradísima de ti, es SOLO que quieren echar un polvo, un polvo sin compromiso. Si esto no lo tienes claro… déjalo, porque puede hacerte daño. ES SOLO SEXO, y si el sexo es bueno, ¿que mejor que hacerlo con un amig@?

El romanticismo y el amor está genial, pero si no hay nada de eso en una relación pero si química sexual, ¿conoces mejor forma de pasar el rato mientras esperamos a nuestras almas gemelas o por lo menos al o la que se le parezca?

Pues eso, que si decides ser o tener un follamig@ tienen que dejarse las cosas claras. Por ejemplo:

Hay contratos en Internet, como el contrato nº 654 en el que se firma que “Sólo será un polvo, nada más”, “Prohibido pensar en bodas y demás tonterías”, “Al día siguiente tan amig@s como siempre” y “Prohibido presumir sobre este rollo”, entre otros puntos.

También hay decálogos: Como por ejemplo, hacer caso a tu intuición. Nada de novios, exparejas o amores platónicos de amigos. No precipitarse. Nada de dependencias sentimentales. Hablar claro para que no haya mal entendidos. Ser discret@. No idealizar al otr@. Tomarse pausas para no crear una conexión no deseada. Y los problemas a otros amig@s, este o esta es amante.

Tanto los hombres y mujeres estamos aprendiendo a disfrutar de nuestra sexualidad sin prejuicios, sin miedos y sin expectativas, sólo por el placer.

¿Recordáis ese spot de la Bola de Cristal? … “Solo NO puedes, con amigos SI”.

En estos meses de documentación y búsqueda en Internet sobre el sexo, hay algo que he descubierto; Los relatos eróticos. Los conocía, por supuesto, pero a nivel profesional, estos relatos eróticos son de gente de la calle, gente como nosotr@s que escriben sus experiencias o fantasías.

Hay numerosas páginas Web con relatos realmente interesantes, muy sensuales o y eróticos; otros son más “chabacanos”, groseros y hasta molesto (yo, que soy muy fina) y lo que más me ha sorprendido la cantidad de relatos eróticos, la mayoría fantasías, pero otros reales, sobre la endogamia (sexo con herman@s, ti@s y padres). En este aspecto no voy a dar mi opinión, porque se me tacharía de persona cerrada (herméticamente).

Hay títulos para todo:
“Esclava de mis compañeros de clase”
“Mi amigo me hace gozar”
“Señor caliente para mujer ardiente”
“Mi hermano Victor” o “Mi hermana María”
“De hetero a putita”
“Una Nochebuena”
… etc…

Leyendo estos (algunos, la verdad, hay tantos…) te das cuenta que gracias a que la gente lee relatos de otras personas, que no son escritores, pero que quieren contar sus historias o fantasías, también se animan y allí van. Y hay una barbaridad de páginas… Lo dicho, algunos relatos están muy bien (de hecho es una forma fácil de entonarse, jeje) algunos, sobre todo por la gramática, rayan el cerebro, pero bueno. Como he dicho son de gente común y no profesionales de la palabra.

Os animo a echar un vistazo por aquí, Internet, y descubriréis un mundo nuevo que os puede llegar a excitar y, ¿por qué no?, hacer que escribáis vuestras propias historias.

(Para que todos nos entendamos, vamos a castellanizar la palabra “tuppersex” por “tapersex”, así será más fácil)

Soy Asesora de tapersex; ¿Qué eres qué? (una pregunta muy frecuente), que soy asesora del amor, el placer y el sexo (como bien diría mi compañera Rosi). Al principio a la mayoría  le choca la decisión que tomé de ser asesora , y la gran mayoría de esa mayoría, piensan que es una “tontería” (y los hombres son los que más lo piensan), hasta me han llegado a decir “que esto es solo porque las mujeres queremos parecer modernas, que ya está pasado de moda el ir diciendo por ahí que nos hemos liberado” ¡PERO DE DONDE SE HA ESCAPADO ESTE TÍO!, normal que esté soltero y viva con sus padres a los  40.

Os voy a explicar lo que es ser asesora de tapersex:

Siempre entras por alguna amiga. De hecho mi amiga era asesora y la hice una reunión. Al ver lo que nos divertimos, decidí probar suerte. Estudié, sopese y consulte, y al final me decidí a conseguir mi maletita (que ilusión hace tener tu propia maletita, con tantos juguetitos monos y cremitas varias, todas ricas y sabrosas). Ya con mi maleta bien repletita, me puse manos a la obra.

Los principios son duros, y piensas que podrás ir haciéndote con una cartera de clientes empezando por tus amig@s… ejem, ejem…

No es así.

Como he dicho los principios son duros, y el andar un poco tímida tampoco ayuda. Con lo cual te tienes que espabilar  y ¡Consigues tu primera reunión! Estás loca de contenta y los nervios a flor de piel, “¡mi primera vez!” “¿Cómo lo haré? ¿Comprarán mucho? ¿Conseguiré que se rían?” Has visto como se hace, SABES cómo se hace y estás preparada para ese gran día y … mi primera vez fue … COMO LA PRIMERA VEZ… corta, insatisfactoria y frustrante, aunque por suerte, como CON LA PRIMERA VEZ, no he dejado de intentarlo y ahora mis veces son muy gratificantes y otras… UAU, FANTÁSTICAS (me refiero a las reuniones, aunque lo otro también, jiji)

Recibo cursos de sexología (lo que se aprende), de Tantra (una maravilla), de juguetes eróticos (que cosas más monas), etc… Todo ello me ayuda a disfrutar más de mi sexo y a enseñar a otras, y algún otro, a disfrutar del suyo, en pareja o en solitario.

Cuando salgo de una reunión por lo general salgo contenta, feliz de haber aportado algo positivo a varias mujeres, me encanta despedirme de ellas y ver en sus caras esa sonrisa de satisfacción que llevan. Otras veces salgo encantadísima, porque son ellas las que me han aportado a mi muchas cosas. Por ejemplo, mujeres septuagenarias que han descubierto su segunda sexualidad, que ahora son capaces de disfrutar del sexo más que cuando eran jóvenes, que se han librado de estigmas sociales y, sobre todo, religiosos y que con mi ayuda se sienten vivas (yo las ayudo con cremitas y juguetitos). Y muy, muy, muy pocas veces, salgo algo escandalizada por la falta de información, por la ignorancia y las mentes cerradas de algunas personas; por suerte han estado en una de mis reuniones y esas mujeres (u hombres)  han abierto un poquito más sus mentes, eso espero.

Hablo principalmente de mujeres, porque los hombres son muy cerrados, es algo que me ha sorprendido. Durante décadas nosotras pensado que éramos  las cerradas, y  SON ELLOS. Esa es mi próxima conquista… EL HOMBRE, que habrán su mente, que descubran su sexualidad 100%, que descubran que pueden ser multiorgásmicos y un sinfín de maravillas.

Este es mi trabajo, un trabajo divertido, si, pero trabajo. No somos monitos de feria, ni estamos aquí para que los demás pasen un buen rato a nuestra costa. Estamos para informar, enseñar y disfrutar, es un trabajo gratificante en todos los sentidos. Los tapersex no son solo “pichas”, ni sado, ni para mujeres. Hay un gran catálogo de productos para la pareja, de juguetitos que ayudan a que la monotonía se vaya, para que los jóvenes aprendan y los no tan jóvenes sean tan fogosos y apasionados como en los primeros tiempos.

Hay una frase que dice: El sexo no se explica, se practica. Discrepo, primero te lo explico, te enseño y me compras… Y LUEGO LO PRÁCTICAS.