Aunque muy pocos se atreven a reconocerlo, todo el mundo sueña alguna vez con el sexo. Tan solo se necesita una cosa… LA IMAGINACIÓN

Todos, en mayor o menor medida hemos tenido fantasías sexuales, ya sea fantasear con hacer el amor con alguien famoso, o con más de una mujer, o en algún sitio en concreto, con un desconocido, y una larga lista. Todos somos capaces de crear fantasías. En la vida sexual, las fantasías son un aliado necesario y gratificante. Constituyen puntos de apoyo fundamentales para el despliegue del erotismo.

Sin embargo, muchas personas suelen temer a sus fantasías sexuales, tal vez porque ellas no coinciden con lo que es su vida real. Creen que si fantasean puedan desear llevar esas fantasías a la acción y hacer algo que no está permitido por su propia conciencia.

Parece que en general los hombres fantasean más que nosotras, pero las mujeres también fantaseamos.

El profesor Money, experto en sexualidad, dice que todos desarrollamos un “mapa de amor”, un mapa mental que tiene las características del amado y también las actividades sexuales y afectivas que nos resultan más eróticas. Ese mapa es como las huellas digitales de la personalidad sexual de cada uno de nosotros, las cosas que nos excitan sexualmente son únicas si bien es cierto que compartimos gran parte de ellas con el resto de las mujeres y otro tanto les sucede a los hombres. Las fantasías sexuales completan el mapa de amor agregan las pistas que le faltan pero por sobre todo “entretienen la cabeza”, permiten que nos concentremos en las sensaciones placenteras, sin censuras y aumentando la posibilidad de excitación erótica.

Hay cuatro tipos de fantasías:
-Intimas, que serían con la pareja y cambiarían el lugar de realización más excitante. También incorpora variaciones sexuales.
-Exploratorias, parece ser que en los chicos es más común, incluyen elementos nuevos, como otras personas. Grupo, cambio de parejas, bisexual…
-Impersonales, se denominan así puesto que se consigue la excitación, a través de una situación, un juguete sexual o un fetiche. Ejemplo de éstas situaciones serían el vouyerismo, la estimulación con juguetes sexuales, pornografía. Etc.
-Sadomasoquista, son fantasías de juego de poder, donde la excitación se produce por el sometimiento o la dominancia, el dolor está controlado y la situación también.

Resulta interesante saber que sin fantasías la vida sexual plena es imposible, por ello desde aquí os animo a fantasear todo lo que podáis y también a llevar a cabo vuestras fantasías. Y recordad que en Los Diamantes de Victoria nos encanta ayudar con esas fantasías impersonales, con nuestros juguetes eróticos, nuestras cremas y todos nuestros productos. Ya sabes, contrata YA tu reunión con nosotras para ir creciendo en pareja y en solitario.

¿Quién no ha embadurnado a su pareja de miel o nata? ¿Quién no ha tomado helado de chocolate en “cucurucho”? ó ¿ha dado un masaje con un aceite de almendra, que huele divinamente pero que sabe a rayos? Todo esto está muy bien, excita mucho, da mucho juego pero… ES MUY, MUY PRINGOSO, incluso puede llegar a ser molesto después de que acaba el juego, hay que ir a lavarse, eso sí,  si vas corriendo a darte una ducha, por lo menos que sea con tu pareja.

Lo que no saben muchas mujeres (y hombres) es que se puede jugar con tu pareja y saborearla con productos menos “desagradables”, hablo de la COSMÉTICA ERÓTICA. ¿Qué qué es? La cosmética erótica son los intermediarios entre los amantes que quieran potenciar su sexualidad, son los preliminares divertidos, son el “rompe hielo de la monotonía”… Revelan todo un mundo de sensaciones.

Como he dicho, la cosmética erótica es comestible, sus sabores van desde el chocolate al fresa con cava pasando por mandarina, piña colada, cereza, menta… un largo etcétera dependiendo del producto y la marca.

Tenemos aceites de masaje, que son muy hidratantes y sus texturas muy agradables, su olor es duradero y están riquísimos; esperar a tu chico medio desnuda con el aceite dado y oliendo divinamente, o darle (o que te den) un masajito suave y largo, con manos, con pies o con lengua, ya es una buena idea.

Los lubricantes, ideales en el juego sexual con juguetitos, se convierten en un deleite para los cunnilingues o las felaciones.

También está la pintura de cuerpo, de chocolate ó caramelo, con ella puedes pintar a tu pareja un “Dalí” y luego borrarlo suavemente con la lengua…

El perfume de feromonas, para ella o para él, para mantener la atracción con tu pareja, o para l@s solter@s, que quieran ser casi irresistibles para los que les rodean. NOTA: CUIDADO CON LOS ANIMALITOS DE COMPAÑÍA QUE SE PONEN CARDIACOS.

Están las cremas retardantes, las multiorgásmicas, las excitantes… un gran catálogo de variedad de productos esperando a que lo pruebes… esto es lo que se me ocurre a mi ¿vosotr@s que proponeis?

Aquí estamos desde Los Diamantes de Victoria dándote la bienvenida… seguramente seas mujer, y esperamos que descubras una guía de placer. Pero esperamos de todo corazón que tú seas hombre y nos sigas, nos conozcas y nos quieras como muchas otras amigas y ya unos cuantos amigos. Sí, porque queremos que veáis y sepáis, que en Los Diamantes de Victoria no es solo exclusivo de mujeres, no, los hombres disfrutaréis tanto como nosotras.

Nuestros juguetes y nuestra cosmética están ideados para la pareja moderna e innovadora. Por supuesto tenemos juguetitos y “cositas” para los singles. Y en estas líneas queremos que disfrutéis y conozcáis todo lo relacionado con el placer, el amor y el sexo, tanto en pareja como en solitario.

Chicas, aquí descubriréis sensaciones nuevas, os veréis identificadas y aprenderéis o reforzareis lo que ya sabéis para poder disfrutar, sorprender y enamorar a vuestra pareja.

Chicos, aquí conoceréis los secretos, los detalles y llegareis a abrir “la caja de Pandora”… ateneos a las consecuencias.
Así pues, si eres mujer, eres hombre, hetero o gay… os invitamos a que nos conozcáis y disfrutéis de los placeres más íntimos… Bienvenidos.so