Según los estudios los hombres también sois multiorgásmicos ¡ALA, QUE SORPRESA PARA QUIEN NO LO SEPA!

Muchos hombres son multiorgásmicos antes de entrar en la adolescencia y empezar a eyacular. Más de la mitad de los preadolescentes pueden tener más de un orgasmo. Pero los orgasmos múltiples no están limitados a los preadolescentes. La gran mayoría de los hombres pierden la capacidad de ser multiorgásmico porque para ellos la experiencia de la eyaculación es tan intensa que eclipsa la del orgasmo, haciendo que no puedan distinguirse.

¿Qué es un hombre multiorgásmico? Es simplemente un hombre capaz de tener varios orgasmos sin sufrir el cansancio y el no deseo que ocurre después de la eyaculación. Un hombres así, chicas, puede tener sexo continuamente entre un orgasmo y otro sin cansarse.

La historia de los hombres multiorgásmicos es difícil de creer, lo sé, pero los orgasmos múltiples masculinos son algo perfectamente normal y son utilizados en muchas doctrinas orientales, como en el Tantra o el Tao.

Chicas, nosotras tenemos el deber de ayudar a nuestro hombre a conseguir esos maravillosos orgasmos. Hay unas maniobras para poder estimularlo…despacio…muy despacio (ya os los pondré un poquito más adelante, para que estemos bien preparadas)

Otro tema, que también trataremos más adelante, es el orgasmo que el hombre siente con el sexo anal. Si chicos, no os asustéis ni seáis más machitos que nadie, que vuestra masculinidad no desaparece, al contrario, si os quitáis de prejuicios sociales os daréis cuenta que estáis perdiendo una parte fantástica del juego sexual; pero como ya os he dicho ese es otro post.

La sexualidad masculina y femenina son casi idénticas. La media de orgasmos en los hombres multiórgásmicos, según los estudios científicos, es de cuatro. Aunque llegar a dos ya está bastante bien, incluso se dice que se puede llegar a 16 ¿realidad o leyenda urbana?

Es importante decir que la magia sexual no se basa en llevar la cuenta de cuantos orgasmos tengamos en una sola sesión, sino más bien en tener una sexualidad sana. Cada experiencia y cada persona es diferente, por lo que el número exacto dependerá en cada situación.

Lo importante, disfrutar y disfrutar solos o con nuestra pareja y no dejar de “innovar” en este mundo.

Os dejo un chiste que me contaron el otro día y me hizo gracia: A mi el sexo me gusta como el café. Bien caliente, bien fuerte… y sobre la mesa de la cocina.

Orgasmo o clímax, del griego “escalera” o “subida”. El orgasmo es una experiencia de corta duración con una intensidad muy difícil de explicar con palabras.

Los antiguos griegos le daban un alto valor al orgasmo, ya sea en la masturbación como en las relaciones homo o heterosexuales. Los romanos, sin embargo, lo reservaron solo a los hombres, y era algo indigno el hombre que le proporcionaba placer a la mujer.

En el Medievo, los tabúes sociales y las religiones organizadas influyeron mucho y lo condenaron, haciéndolo algo pecaminoso y maligno.

En el siglo XIX los vibradores se crearon para curar a las mujeres histéricas (como ya hablamos en un post anterior). En este siglo los escritos médicos indicaban que el orgasmo en la mujer era bueno para  una concepción exitosa.

En el siglo XX, a finales, los estudios científicos han hecho posible estudiar este fenómeno de manera profunda y han ayudado a destabuizarlo, pero hay tantísima información sobre el orgasmo perfecto…

Hay sexólogos que te dicen que solo hay un tipo de orgasmo, que sí, que las mujeres podemos tener en un mismo  acto sexual varios orgasmos y que el hombre tiene solo uno. Sobre el orgasmo de la mujer, que tanto el orgasmo del clítoris como el del famoso punto G, es el mismo. Sin embargo otros profesionales te cuentan otra cosa; que si el orgasmo del Punto G es más poderoso, que si el hombre puede tener varios orgasmos sin necesidad de eyacular… Toda esta información contradictoria nos provoca ansiedad al “amante” de calle.

En uno de estos últimos sexólogos he encontrado un artículo con una lista de los 7 orgasmos femeninos, de los cuales, varios me han dejado perpleja:

–          PUNTO G: Orgasmo máximo (de este tema hablaremos más adelante)

–          PECHOS: Hay que estimularlos para llegar al orgasmo (aún no he conocido a ninguna mujer, pero oye, si tu eres una de ellas OLEEEE, mándame un privado y me lo comentas)

–          MENTE: Todo está en la mete (por supuesto, sin esto poco podemos hacer… pero ¿Sólo con la mente? Lo de Sally en la cafetería era fingido, os lo recuerdo, jajajaja)

–          PUNTO U: (aquí tengo cara de interrogación) Se trata de la uretra, que se estimula con los dedos y con la lengua, parece ser que su intensidad es igual que la del Punto G.

–          CLÍTORIS: el más popular.

–          PUNTO K: A ambos lados del clítoris, y olvidada, parece ser, por casi todas nosotras (ea, nenas A RECORDAR)

–          ANO: Tema tabú donde los haya, al parecer, aquí también hay orgasmo para nosotras.

Bueno, esto son los 7 “magníficos” orgasmos de la mujer, y hay que decir chicas, que ya tenemos deberes que hacer y aplicarnos bien, que se que más de una andamos suspensas.

Chicos, el siguiente post os toca a vosotros…vuestro orgasmo.