En algún momento de nuestra vida adulta y amorosa hemos empezado una relación nueva. Esas mariposas en el estómago, el sentirse guap@, desead@. ¿Y cuando llevas muchísimos años, 5, 10 o 20, con una sola pareja y de repente tienes que volver a empezar? Mi pregunta es: ¿Hay pereza o ganas?

Cuando has pasado una gran parte de tu vida sentimental y sexual con una persona, y ya os conocéis bien, muy requetebien, se puede hacer cuesta arriba, una vez que se ha terminado dicha relación, volver a empezar, volver a entrar en el “mercado”. Después de una ruptura de una relación larga, puedes pasar o no por un periodo de “luto”, pero una vez que ya estás dispuest@ a seguir con tu vida hay que volver con ganas y fuerza a la vida amorosa.

Y en el sexo… ¿Pereza o ganas? Estoy convencida que después de un tiempo quien tenga pereza, será sustituida sin problemas por las ganas. Pero ¿te inquieta meterte en una nueva cama? ¿Estas preparad@ para disfrutar del sexo con alguien al que apenas conoces?

Una cosa está clara, hay que superar todos esos miedos a lo desconocido. Primero, con el primer beso, el primer beso es extraño, como si no supieras besar, como si no se encajara, enseguida se coge el “tranquillo”, ¿Verdad? El sexo, igual. Es verdad que tener sexo con una nueva pareja es inquietante y asaltan dudas ¿Lo haré bien? ¿Lo hará bien? ¿Esto le gusta, no le gusta? ¿Me gusta a mí?… Conocer a un nuev@ amante es un mundo por descubrir y conquistar. Cada cual tiene su estilo para amar, su forma de besar, de abrazar, de hacer el amor, de gemir, de gritar…

¿Consejos para esta nueva etapa? Aquí os dejo alguno:

1. Decir lo que te gusta o no desde el principio.

2. Abandonarse al placer y evitar preguntarse demasiado. A menos claro que veas algo o sientas algo que no va bien.

3. Tratar con respeto y amabilidad (aunque sea un amante de una noche)

4. Evitar probar demasiadas posturas de fantasía la primera vez. No hay que querer impresionar sobremanera aunque seas un o una gran amante.

5. Y no gastemos todos nuestros secretos en una sola noche.

La ilusión de esta nueva etapa de tu vida, esas miradas, esas caricias, esos besos… Recordad esta frase siempre (y para el sexo más): LA PRÁCTICA SIEMPRE LLEVA A LA PERFECCIÓN.

Anuncios