enero 2011



… derecho a roce; así es como se le llamaba antes, ahora son sencillamente “Follamigos”, más fácil y directo no puede ser.

¿Quién no ha tenido un amig@ de estos? Tod@s en mayor o menor medida ha tenido o a sido este tipo de amig@. Y cuando la cosa se acepta por ambas partes, no hay problema.

Este término aún confunde a muchas personas, primero porque puede que no lo tengan claro; y si ese chico al que llamas y acude, o esa tía que te dice que sí se acuesta contigo, no es que estén coladito o enamoradísima de ti, es SOLO que quieren echar un polvo, un polvo sin compromiso. Si esto no lo tienes claro… déjalo, porque puede hacerte daño. ES SOLO SEXO, y si el sexo es bueno, ¿que mejor que hacerlo con un amig@?

El romanticismo y el amor está genial, pero si no hay nada de eso en una relación pero si química sexual, ¿conoces mejor forma de pasar el rato mientras esperamos a nuestras almas gemelas o por lo menos al o la que se le parezca?

Pues eso, que si decides ser o tener un follamig@ tienen que dejarse las cosas claras. Por ejemplo:

Hay contratos en Internet, como el contrato nº 654 en el que se firma que “Sólo será un polvo, nada más”, “Prohibido pensar en bodas y demás tonterías”, “Al día siguiente tan amig@s como siempre” y “Prohibido presumir sobre este rollo”, entre otros puntos.

También hay decálogos: Como por ejemplo, hacer caso a tu intuición. Nada de novios, exparejas o amores platónicos de amigos. No precipitarse. Nada de dependencias sentimentales. Hablar claro para que no haya mal entendidos. Ser discret@. No idealizar al otr@. Tomarse pausas para no crear una conexión no deseada. Y los problemas a otros amig@s, este o esta es amante.

Tanto los hombres y mujeres estamos aprendiendo a disfrutar de nuestra sexualidad sin prejuicios, sin miedos y sin expectativas, sólo por el placer.

¿Recordáis ese spot de la Bola de Cristal? … “Solo NO puedes, con amigos SI”.

Anuncios

En estos meses de documentación y búsqueda en Internet sobre el sexo, hay algo que he descubierto; Los relatos eróticos. Los conocía, por supuesto, pero a nivel profesional, estos relatos eróticos son de gente de la calle, gente como nosotr@s que escriben sus experiencias o fantasías.

Hay numerosas páginas Web con relatos realmente interesantes, muy sensuales o y eróticos; otros son más “chabacanos”, groseros y hasta molesto (yo, que soy muy fina) y lo que más me ha sorprendido la cantidad de relatos eróticos, la mayoría fantasías, pero otros reales, sobre la endogamia (sexo con herman@s, ti@s y padres). En este aspecto no voy a dar mi opinión, porque se me tacharía de persona cerrada (herméticamente).

Hay títulos para todo:
“Esclava de mis compañeros de clase”
“Mi amigo me hace gozar”
“Señor caliente para mujer ardiente”
“Mi hermano Victor” o “Mi hermana María”
“De hetero a putita”
“Una Nochebuena”
… etc…

Leyendo estos (algunos, la verdad, hay tantos…) te das cuenta que gracias a que la gente lee relatos de otras personas, que no son escritores, pero que quieren contar sus historias o fantasías, también se animan y allí van. Y hay una barbaridad de páginas… Lo dicho, algunos relatos están muy bien (de hecho es una forma fácil de entonarse, jeje) algunos, sobre todo por la gramática, rayan el cerebro, pero bueno. Como he dicho son de gente común y no profesionales de la palabra.

Os animo a echar un vistazo por aquí, Internet, y descubriréis un mundo nuevo que os puede llegar a excitar y, ¿por qué no?, hacer que escribáis vuestras propias historias.