Mi amiga R me comentó que le gustaría saber si los hombres fingen en la cama, hasta esa conversación no me lo me lo había planteado, así pues me decidí saber…

El primero al que pregunté fue a mi chico; “Claro, si no te ha gustado la experiencia, es normal que digas que ha estado bien cuando no lo ha estado, nosotros también nos quedamos insatisfechos” (esto ha sido con otras amantes, no conmigo, por supuesto). Luego pregunté a dos amigos más, JJ y V, me dijeron exactamente lo mismo, que en alguna ocasión si habían fingido quedar satisfechos.

Así pues, el monopolio de fingir en la cama no es exclusivo de las mujeres. ¿El motivo? Exactamente el mismo que el nuestro, la intención de no decepcionar a la pareja. Suele presentarse esta situación cuando acceden a mantener relaciones sexuales aunque no tienen ganas, se les corta la inspiración en pleno acto, se cansan antes de que llegue el orgasmo o están agotados o preocupados. Y sí, parece que no es para nada difícil hacerle creer a una mujer que hubo un polvo aunque no haya rastros de semen.

Me he aficionado a los estudios internacionales sobre sexo y por supuesto hay un estudio estadounidense que dice que por cada 6 mujeres, hay 3 varones que simulan el clímax; incluso durante ¡el sexo oral o manual! ¿Cómo puede ser que esa señorita no se de cuenta de que no eyaculó? (otro misterio para el programa Cuarto Milenio).

Mi amigo V me comentó que es algo frecuente fingir en rolletes de una noche. Pero ¿cuándo el o la que finge tiene pareja estable? JJ me contestó “para evitar conversaciones incómodas”.

Damos por hecho que las mujeres en algún momento de nuestra vida y relaciones hemos fingido un orgasmo (yo recuerdo un par de veces que… bueno, en otro momento) y ya vemos que los hombres también fingen, a lo mejor no una eyaculación, como dicen los estudios, pero si un buen orgasmo.

Bueno, parece ser que fingir alguna vez no tiene ninguna importancia, pero es penoso que sea una rutina el fingir largo tiempo (tanto ellos como ellas) para no confesar las anteriores veces. En fin, una pena, porque en el siglo en el que vivimos es muy fácil decir: “Lo siento cariño, es que he tenido un mal día, y estoy estresadísim@ ¿lo intentamos luego?”

Anuncios

En estos días que solo se habla de futbol, no íbamos a ser en Los Diamantes menos, y es que navegando por este gran océano que es Internet he descubierto artículos interesantes sobre el futbol y el sexo.

Varios estudios europeos dicen que un 72% de los aficionados españoles prefieren el futbol al sexo (aunque parece ser que los suecos es un 95%, buen sistema de natalidad). Siete de cada diez hombres prefieren ver un partido de futbol antes que tener sexo.

Entiendo que sexo y fútbol están relacionados, que los jugadores son el prototipo del atractivo erótico de sobra lo sabemos, no hay más que mirar esos cuerpos atléticos, sudorosos y ligeros de ropa, ver esas campañas de publicidad de esos futbolistas adonizados para pensar en sexo… si eres mujer o gay, claro. A lo cual me da que pensar, que, si un hombre hetero y con pareja prefiere un partido de futbol antes que un buen polvo… poca chicha hay en esa relación.

Pero profundizando más en el tema, entiendo el por qué. Lo explicaré:

Con el futbol se gasta mucha energía y adrenalina, está claro que el “orgasmo golístico” supera al “climax sexual”. Y no están tan lejos el uno de otro. Cuando un hombre ve un partido por lo general está en tensión, moviéndose, acalorándose y diciendo cosas como… “Métela, métela… Asíii, Asiiii, sigue… ¡NOOOO!… ¡SÍ!… Aguanatalaaaa… ¡HUYYYY!!!” … y el ansiado gol es el ansiado orgasmo. Qué cosas.

Chicas, si es el caso de vuestro hombre, podéis hacer dos cosas, dejarle ver el partido y si gana su equipo, hacer que lo celebre con un buen polvazo… y si pierde, consolarle con un buen polvazo. Os deseo suerte.

En los últimos 15 años parece que las mujeres nos hemos liberado a nivel sexual, hablamos con nuestras amigas de nuestras relaciones sexuales, vamos a reuniones de juguetería y cosmética erótica y entramos en tiendas con la misma mercancía.
Pero, ¿de verdad nos hemos liberado tanto? Sé que hay mujeres que NUNCA se han masturbado, no mujeres de edad madura, NO, jóvenes también. Sé que hay mujeres que desde que tienen pareja ya sea de dos meses como de dos décadas, no han vuelto a masturbarse; “Para qué, si yo ya tengo pareja”… “pero ¿si tu pareja no está y a ti te apetece? ¿Si a tu pareja le gusta verte masturbarte o tu quieres que él te vea?”… ante estas preguntas las mujeres “liberales en cuestiones de sexo” vuelven a ser las mujeres conservadoras de hace 30 años, con la única diferencia que son capaces de utilizar la palabra masturbación sin ningún pudor. De verdad señoras, en el juego sexual la masturbación es una de las grandes, no hay que dejarla en el cajón.
Masturbarse es muy bueno para la mujer (y en los hombres en su caso). A través de la masturbación las mujeres tenemos la posibilidad de descubrir nuestro cuerpo y lo que de verdad nos gusta. Aprendiendo a conocernos y a estimularnos a nosotras mismas, no solo alcanzamos más placer sino que podemos, y debemos, enseñar a nuestro amante para que nos conozca y estimule muchísimo mejor.
Lo ideal es empezar con una misma, con la propia mano o dedos, y cuando la cosa se anima y se coge experiencia y conocimiento hay juguetes que permiten seguir explorando tu “jardín secreto”.
ANÍMATE, una vez has descubierto lo que tu cuerpo te puede dar, disfrutarás más de todo lo que te llegue.

Aquí estamos desde Los Diamantes de Victoria dándote la bienvenida… seguramente seas mujer, y esperamos que descubras una guía de placer. Pero esperamos de todo corazón que tú seas hombre y nos sigas, nos conozcas y nos quieras como muchas otras amigas y ya unos cuantos amigos. Sí, porque queremos que veáis y sepáis, que en Los Diamantes de Victoria no es solo exclusivo de mujeres, no, los hombres disfrutaréis tanto como nosotras.

Nuestros juguetes y nuestra cosmética están ideados para la pareja moderna e innovadora. Por supuesto tenemos juguetitos y “cositas” para los singles. Y en estas líneas queremos que disfrutéis y conozcáis todo lo relacionado con el placer, el amor y el sexo, tanto en pareja como en solitario.

Chicas, aquí descubriréis sensaciones nuevas, os veréis identificadas y aprenderéis o reforzareis lo que ya sabéis para poder disfrutar, sorprender y enamorar a vuestra pareja.

Chicos, aquí conoceréis los secretos, los detalles y llegareis a abrir “la caja de Pandora”… ateneos a las consecuencias.
Así pues, si eres mujer, eres hombre, hetero o gay… os invitamos a que nos conozcáis y disfrutéis de los placeres más íntimos… Bienvenidos.so